Primer acto de perdón del Sur: OFI. Luego del caos, la reconstrucción…

RECIBIMOS Y PUBLICAMOS

Germán Rodríguez Barcos

Ex Dirigente Club Atlético Florida

Ex Consejero OFI

Ha terminado el acto electoral y el fútbol del Interior tiene un nuevo Presidente y 8 Consejeros y Consejeras, restando los representantes de las 4 Confederaciones. Desde hace muchos meses se instaló una dinámica política pocas veces vista, donde se ha roto uno de los principales valores éticos del interior en general no solo relacionado al fútbol, que es el cumplimiento de la palabra y del acuerdo ya sea formal o informal.

«Si bien hubo una lista ganadora, todo el fútbol del interior ha perdido»

Germán Rodríguez Barcos (Ex Dirigente Club Atlético Florida y Ex Consejero OFI)


Acuerdo escrito que cada parte entendió que la otra no cumplió y que se sintió en el derecho de romperlo, decisiones orgánicas que no se respetaron, cuestionamientos de representatividad, injerencias externas a la génesis del fútbol del interior, como la política partidaria o desde la propia AUF, donde nadie intelectualmente honesto puede dejar de reconocer intereses por las próximas elecciones en 2023, han generado un caos y algunos personajes como actores intelectuales han pregonado el principio romano de “divide y reinarás”, con el resultado de haber dinamitado todas las Confederaciones.

Si bien hubo una lista ganadora, todo el fútbol del interior ha perdido. El nuevo Presidente y sus Consejeros afines, como los Consejeros de la oposición les toca ahora la gran responsabilidad de dejar de lado las diferencias y comenzar la reconstrucción de la identidad de la OFI.

No hacerlo significará que se resigna esos intereses a otros ajenos a los centenares de clubes y decenas de miles de deportistas existentes en cada rincón del interior profundo. Desde el momento de la asunción comienza una etapa de compromiso y sobre todo de que aquellas cosas que se dijeron se iban a hacer (sólo titulares y no el cómo), se conviertan en verdaderos proyectos y planes de acción con una nueva lógica de gestión, ya que el modelo organizativo, estructural, de gobernanza y gestión está perimido en OFI.



No se puede seguir gestionando con una reunión los días martes el fútbol del interior y con una gobernanza de mínimo 13 personas que de Ejecutivo solo tiene el nombre, siendo un ámbito más deliberativo que propiamente ejecutivo. Es un dato de la realidad y cruda, sólo leyendo actas que son 4 o 5 personas las que tienen iniciativa y llevan adelante las principales decisiones y el resto acompaña. No hay que engañarse con eso y se necesita un cambio.

No se puede seguir gestionando si las diferentes comisiones, órganos, Consejos Técnicos y aún aquellos que no son dependientes del Ejecutivo como diferentes Tribunales o Consejos no tienen la misma línea guía y cada uno sigue haciendo lo que entiende, sin una visión de hacia dónde se quiere ir.

No se puede seguir gestionando si cada uno de estos órganos no presentan un plan de trabajo mínimo anual, con objetivos y metas a cumplir, como forma de medir también la gestión de cada uno de ellos y que la suma de todos esos planes sea un Plan Estratégico, que no puede estar desligado del Presupuesto que se deba presentar en próximo Congreso Extraordinario, ya que cualquier proyecto o plan debe tener las partidas presupuestales asignadas. Sino es así, es mera expresión de deseos.

Hay varios no se puede seguir gestionando así, pero es de esperarse que quienes llegan a la dirección de la mayor organización deportiva del país tengan un claro plan para llevarlo adelante y no que se hayan juntado solamente para ocupar cargos.

Primero está el Plan, luego los cargos y de último las personas adecuadas para ejecutar el Plan.
La lógica imperante es que se nombran personas para ocupar cargos que generan votos y luego vemos qué hacemos. Por supuesto que mayoritariamente Ligas y Sectores son cómplices de esta situación por acción u omisión y luego no se colman expectativas.


Terminó una etapa y comienza otra. Muchos esperan mágicamente que las cosas cambien, pero eso no sucederá en el corto plazo porque hay puentes a reconstruir, siendo responsabilidad total desde este momento, -como signo de esperanza-, que los nuevos Consejeros (algunos con años de experiencia a nivel OFI), emitan señales claras, que no pase el tiempo y todo siga siendo más de lo mismo. Es la etapa de ponerle pienso y mucho trabajo colaborativo. Es la etapa de la aplicación del pensar y del trabajo colaborativo.


“No nos atrevemos a hacer muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas”
Séneca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *