Inauguran en la web: Semafor, el medio que promete «transformar la industria de los medios»

Esta semana ha arrancado Semafor, uno de los proyectos de medios de comunicación sobre el que se habían fijado bastantes analistas, por todo lo que prometió en su momento, entre otras cosas, «transformar la industria de los medios».

Una de las novedades que aporta Semafor, fundado por ex directivos de otros medios como Bloomberg o Buzzfeed News, es el formato de las noticias. Se estructuran en cinco puntos:

  • La noticia en sí (los hechos)
  • La visión del reportero (análisis)
  • Espacio para el desacuerdo (los contraargumentos)
  • Otras vistas (diferentes perspectivas sobre el tema)
  • Otras fuentes (algunos de los otros mejores escritos sobre el tema)

Según explica la editora ejecutiva del nuevo periódico, Gina Chua, antigua editora ejecutiva de Reuters, «el artículo informativo es un formato venerable, diseñado para un periodo de más de un siglo de periódicos impresos, pero su edad se nota. Demasiadas noticias. Incluso parte del mejor periodismo que se practica hoy en día entrelaza tan estrechamente los hechos y el análisis que los lectores tienen problemas para diferenciarlos. Los artículos no siempre ofrecen honestamente puntos de vista opuestos. Y por lo general se cuentan desde una única perspectiva. Todo eso dificulta que los lectores con poco tiempo confíen, o incluso comprendan, el panorama general».

Por esa razón, Semafor apuesta por un formato, «que separa los hechos indiscutibles del análisis de esos hechos por parte del reportero, brinda perspectivas diferentes y más globales, y comparte periodismo sólido sobre ese tema hecho por otros medios».

«Nuestro objetivo -agrega Chua- es proporcionar más transparencia, puntos de vista más amplios y perspectivas destiladas: brindar a los lectores más claridad sobre lo que sabemos, lo que pensamos y una ventana a cómo otros ven el tema. Creemos que navegar en este mundo complejo requiere conocer los hechos y también comprender de dónde vienen los demás».

Noticias de última hora y newsletters

Aparte del formato, Semafor apuesta por de lleno también por las noticias de última hora y por las newsletters. De hecho, las dos columnas, de bastante tamaño, que flanquean al cuerpo principal de la home, están dedicadas a una lista de las últimas noticias, y a la oferta de newsletters de sus periodistas y editores.

La portada es corta, de escaso scroll. Prácticamente en el cuerpo central se muestra un único tema, y seis noticias en módulos de escaso tamaño. Eso sí, Semafor ha cumplido una de sus promesas: el nombre de los autores de la información es casi tan grande como el titular de la pieza, en un intento por dar más protagonismo a los periodistas y que no estén encorsetados o queden diluidos por la marca informativa. 

Algunos medios ya han publicado sus primeras impresiones sobre el nuevo medio de comunicación. El periodista John Allsop escribía en Columbia Journalism Review que aunque se apuesta por el análisis, lo escrito «rara vez parecía particularmente puntiagudo o personal y, a veces, no parecía un punto de vista en absoluto, sino más bien una continuación del informe anterior; de hecho, al menos una historia contiene citas de las fuentes en esta sección». Esta opinión es compartida también por otros analistas, como por ejemplo Joshua Benton, de NiemanLab.

Para Allsop, «si se supone que la separación de los hechos y el análisis ayuda a la claridad y aumenta la confianza, entonces los dos deben distinguirse consistentemente; donde se confunden, la separación solo agrega más confusión. Por supuesto, todavía es (muy) pronto y los reporteros con antecedentes rígidos a la hora de trabajar con noticias pueden necesitar tiempo para encontrar su lugar en el espacio de análisis. Pero no me queda claro si es posible separar los hechos y el análisis. Las noticias, el análisis y la opinión son modos fluidos y, a menudo, mal definidos, y la distinción entre ellos puede ser en sí misma muy subjetiva. ¿Acaso un reportero no aplica el “análisis” cuando decide qué historia escribir en primer lugar, o qué hechos centrar?», se pregunta.

Fuente: Laboratoriodeperiodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *