El nuevo dueño de Twitter confía a los empleados que no descarta la bancarrota de la plataforma

El nuevo dueño de Twitter, el multimillonario Elon Musk, dijo durante una reunión con empleados el jueves 10 que la quiebra de la empresa es una hipótesis que se está barajando. La información fue difundida por Bloomberg y otros sitios web especializados en cobertura económica.

“No se puede descartar la declaración de quiebra”, dijo, en un encuentro presencial con empleados en la sede de San Francisco, en el que también reafirmó que todos deben dejar el trabajo remoto y regresar a las oficinas de la empresa.

Musk, que el viernes 4 dijo que la empresa perdía 4 millones de dólares al día, admitió el jueves 10 que vendió 19,5 millones de acciones (por casi 4.000 millones de dólares) de Tesla, su compañía de vehículos eléctricos, para “salvar” Twitter.

La semana pasada, poco después de hacerse con el control de Twitter , el 27 de octubre, Musk despidió a aproximadamente la mitad de los 7.500 empleados de la plataforma. Varios directores se van, según informes de prensa, incluidos Yoel Roth y Robin Wheeler, quienes siguieron a Musk en sus primeros pasos en Twitter como propietario único y lo ayudaron a diseñar una nueva política de moderación de contenido.

La intención era tranquilizar a los usuarios, pero sobre todo a los anunciantes, principal fuente de ingresos de la red. Los anunciantes, por su parte, no tenían claro los planes de Musk y fueron varios -incluidos General Motors y Volkswagen- los que retiraron prudentemente sus anuncios de la red hasta tener una idea del futuro de la plataforma.

Una de las medidas para hacer frente a la turbulencia es cobrar a los usuarios con cuentas verificadas 8 dólares al mes, una idea que ha recibido muchas críticas en Estados Unidos.

La Comisión Federal de Comercio se pronunció el jueves, a través de un vocero, diciendo que está siguiendo de cerca la situación de Twitter “con profunda preocupación”, que “ningún jefe ejecutivo está por encima de la ley” y que existen herramientas para “garantizar el cumplimiento” de las normas.

Fuente: Revista Oeste

LEA TAMBIÉN:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *