Se cumple el 169° aniversario de la Península Dorada: San Gregorio de Polanco

La ciudad, que fue fundada el 16 de noviembre de 1863, conmemoró la fecha junto autoridades, instituciones sociales y vecinos. El secretario general de la Intendencia de Tacuarembó, José Omar Menéndez, estuvo presente junto al alcalde Asdrúbal Rodríguez, en el acto que tuvo lugar en la Plaza Constitución.

En la ocasión, hubo espacio para la parte protocolar, un desfile cívico militar y espectáculos artísticos que animaron la jornada.

En 1853, el general José Gregorio Suárez fundó un pueblo en el Paso de Polanco. El nombre del balneario surge de una mezcla de todos estos hechos: toma “Gregorio” de su fundador, “Polanco” por el antiguo nombre del paraje, y “San” probablemente se deba a una influencia de la cultura católica española

Documentos de la época dan cuenta de los orígenes de San Gregorio de Polanco y son testigos de su fundación. Antes de la llegada de los españoles y cuando el Río Negro era aún un angosto curso de agua, las tierras estaban habitadas por indígenas.

Años después, el paraje fue conocido porque por allí pasaban muchos viajeros, recibiendo el nombre Paso de Polanco. El Río Negro, que al igual que ahora atravesaba todo el ancho del país y establecía una división natural entre el norte y el sur, se podía cruzar fácilmente.

San Gregorio de Polanco está situado sobre las costas del Río Negro, en la zona sur del departamento de Tacuarembó ,a 140 km de la ciudad de Tacuarembó y a unos 350 kilómetros al norte de Montevideo

En 1853, el general José Gregorio Suárez fundó un pueblo en el Paso de Polanco. El nombre del balneario surge de una mezcla de todos estos hechos: toma “Gregorio” de su fundador, “Polanco” por el antiguo nombre del paraje, y “San” como consecuencia de la influencia de la cultura católica española.

Actualmente, uno de los atractivos principales de la ciudad, consiste en ser el primer y único Museo Abierto de Artes Visuales de América Latina. Así fue nombrado en 1993 y cuenta con decenas de murales realizados por artistas que plasmaron sus obras en distintas paredes, dejando una huella cultural imborrable. En la actualidad, con motivo de la conmemoración por el 30º aniversario del Museo a Cielo Abierto de Artes Visuales de Latinoamérica de San Gregorio de Polanco, se comenzó con la creación de 30 nuevos murales que se integrarán al paseo.

Consta con una población de 3415 personas según el último censo de 2011.

Esta ciudad tiene unas ciento vente mil hectáreas de extensión, con 14 kilómetros de blancas arenas que rodean la península, ofrece a turistas y lugareños un escenario ideal para disfrutar el sol y el agua durante el verano, pero también admirar el paisaje en cualquier época del año.

HISTORIA DE SAN GREGORIO DE POLANCO
Antes de la conquista española, vivían en esta zona los indígenas, a orillas de un angosto curso de agua al que llamaban Hum y que hoy conocemos como Río Negro.

Era sin duda uno de los puntos más frecuentado en las rutas que unían el norte y el sur del país.

La existencia de un paso muy accesible sobre el Río Negro parece haber sido causa del asentamiento permanente de población en la zona de San Gregorio de Polanco. El nombre Paso de Polanco se atribuye a un corambrero (Tratante y comerciante de cuero) llamado Andrés de Polanco que actuó en la región en el siglo XVIII y tenía junto al paso un depósito de cueros.

La fundación de San Gregorio del Río Negro data oficialmente del 16 de noviembre de 1853, fecha en la cual el presidente Giró autoriza la misma al General Gregorio Suarez y a José Cardozo, quienes entregaron solares a viudas e hijos de combatientes de la Guerra Grande (1836-1851).

En pocos años se transforma en un centro de servicios para una vasta zona ganadera. Y en 1878 cambia su denominación por la actual, es decir San Gregorio de Polanco. San: por la costumbre española y religiosa de bautizar con ese nombre a los pueblos de nuestro país. Gregorio: en honor al militar donante de solares, y Polanco: por lo antedicho.

En 1928 se inaugura el hospital, en 1932 una usina eléctrica y en 1935 se instala el primer telégrafo.
 
Terminada la Represa Gabriel Terra en 1946 se forma el lago, dejando a San Gregorio (que en la época contaba con 5000 habitantes) aislado del resto del país. Allí comienza el período más crítico de San Gregorio de Polanco, ya que la imprevisión al proyectar la represa provocó daños irreparables. No se tomaron las medidas pertinentes en referencia al monte indígena, como tampoco en cuanto al paso de los peces a deshovar. Por otro lado, se bloqueó la navegación fluvial pero sobre todo, no se tuvo en cuenta la población ribereña aguas arriba. El pueblo, construido en el lomo de una cuchilla quedó rodeado de agua como una angosta península que entra en el lago. Muchos de sus habitantes emigraron buscando nuevos territorios.

La construcción de la Ruta 43 llevó casi 20 años, inaugurándose en 1966. La entonces Villa de San Gregorio contaba con 2000 habitantes, los cuales habían formado: dos escuelas primarias, liceo, escuela industrial, estadio, parador y zona de camping. Una línea de ómnibus a Ruta 5 combina con los servicios tanto al sur como al norte.

En 1976 comienza a transmitir CW151 radio Ibirapitá. En 1985 un servicio de TV Cable llega a la zona.

San Gregorio de Polanco fue declarada villa en 1963 y ciudad en 1995

Alrededor de 1992 el Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana encara un proyecto en la micro-región generando la participación de las Fuerzas Vivas de la zona. Dicha movilización crea la “Comisión de Amigos del Arte y la Cultura” y el “Museo Abierto de Artes Visuales” de San Gregorio de Polanco.

Fuente. Avisador y Un mate para el mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *